SOFTBOL SOSTENIBLE

Durante el proceso de planificación del proyecto, y en vistas a preparar las reuniones con los diferentes ayuntamientos implicados en el campeonato, ya se planteó la necesidad de solicitar un aumento de frecuencia de retirada de contenedores.

Estaba claro que el consumo de plástico y papel aumentaría, pero al empezar a configurar las necesidades, descubrimos con asombro lo que íbamos a provocar. No sólo aumentaríamos el tráfico rodado con la distribución de las botellas en los almacenes de las sedes, sino que los camiones deberían acudir a vaciar los contenedores más a menudo. Y todo a cargo de las instituciones que ya colaboraban con el campeonato.

A finales del mes de julio en Catalunya y en el Baix Llobregat la temperatura se preveía alta e intentamos perfilar los tipos de usuario de consumidores de agua según su actividad.

Para empezar, contábamos con un grupo (el mayor en número – 525-) que eran las jugadoras, las cuales están en actividad desde 2 horas antes del partido (desplazamiento, calentamiento…), voluntarios, personal de mantenimiento de campo, árbitros, comisionados, anotadores, prensa y fotógrafos y organización son los colectivos identificados y a los que les asignamos un valor relativo según su “actividad” física.

COLECTIVONIVEL ACTIVIDADCONSUMO AGUA POR PARTIDO
EQUIPOSMUY ALTA1,5
MANTENIMIENTOMUY ALTA1.5
ÁRBITROSMUY ALTA1.5
VOLUNTARIOSALTA1,0
PRENSA /FOTOGRAFIAALTA1,0
COMISARIOS, ANOTADORESMEDIA0,5
ORGANIZACIÓNMEDIA0,5

Una vez asignados los volúmenes, teníamos que identificar cuantas personas de cada colectivo se movían en cada partido y “dotarlos” de sus dosis asignadas,  POR PARTIDO:

COLECTIVOPERSONASCONSUMO PERSONATOTAL POR PARTIDO
EQUIPOS501.575
MANTENIMIENTO41,56
ÁRBITROS61,57.5
VOLUNTARIOS201,020
PRENSA /FOTO101,010
COMISARIO, ANOTAD60,53
ORGANIZACIÓN100,55
  TOTAL LITROS126.5

Con una simple multiplicación de 126.5 litros por partido por 99 partidos que constaba el calendario nos encontrábamos con 12.532 litros de agua a distribuir en las cuatro sedes.

Usando botellas de 0,500 ml necesitaríamos 25.046 envases de un solo uso, los cuales vendrían en cajas de cartón de 24 unidades cada una… 1.043 cajas de cartón o más plástico como envoltorio.

Ya no nos planteamos en confirmar si sería más económica para la organización la compra del agua en botellas individuales de 500 ml o en bidones. La opción no se contempló.

Aquí es donde apareció la posibilidad de utilizar bidones de plástico reciclado con 20 litros de agua y su correspondiente dispensador. La empresa suministradora, además recoge los bidones para limpiarlos y volver a utilizar…. Plástico 0.

Como presupuesto inicial se solicitaron los 626 bidones que suponían los 12.532 litros de agua y se distribuyeron entre las 4 sedes. Los bidones que no se utilizaron en VIL y GAV se transportaron a STB al ser la última sede en cerrar sus puertas a la actividad.

Pero el problema persistía… como van a beber, aunque pongamos una fuente…. Bueno, algunas llevan sus botellas…. ¿Pero… las que no la traigan?

Solución: la organización invirtió unos 1.800 € en adquirir y personalizar 800 bidones de 400 ml que distribuyó gratuitamente entre las participantes, convirtiéndose en un regalo de participación para todos los implicados, voluntarios, media, organización, federaciones…

Y esta era la punta del iceberg… En las cuatro sedes se ofrecía servicio de comidas y bebidas, para afrontar las largas sesiones de participación, con lo que el público también iba a poner su “granito de arena” con la distribución de bebidas en vasos de plástico.  Afortunadamente los cuatro municipios tienen unas políticas de sostenibilidad muy afianzadas por lo que recibimos el apoyo necesario al proyecto.

Las cuatro sedes afrontaron de 2 diferentes formas el reto de la no utilización de vasos de un solo uso.  Sant Boi aprovechó la celebración de su 50 aniversario de fundación para producir un vaso /conmemoración y las otras 3 sedes utilizaron los servicios de lavado de vasos reciclables.

En un presupuesto de centenares de miles de euros (incluso si fueran decenas de miles), siempre hay la opción de invertir en sostenibilidad… en pequeña o gran escala, y sobre todo nuestra misión como responsables de cualquier acción tenemos la obligación de educar… Nosotros lo hemos aprendido un poco tarde, pero no por ello no vamos a colaborar.

¿Qué hemos conseguido con esta acción?  Según la Oficina del Cambio Climático y Sostenibilidad del Ajuntament de Barcelona,  hemos ahorrado 264 kg de plástico que no se han convertido en residuos, lo que equivale a los envases que 223 barceloneses producen durante una semana, o lo que es lo mismo que 14 m3 de volumen plástico y hemos ahorrado 958 kg equivalentes de CO2 por no haber producido los envases y no tener que gestionar su residuo.

Invitamos a todos los organizadores a dedicar un pellizco del presupuesto a un gesto sostenible, todos saldremos beneficiados.

Comité Organizador Women’s European Championship 2022